Metropolitan Railway en Londres, el primer tren subterráneo

primer-tren-subterraneo-del-mundo-en-londres

Hoy recupero un poco de la historia de los ferrocarriles, aunque en este caso sea para hacerlo hablando no de la historia de los trenes en sí, sino de la historia del “metro”, y más concretamente refiriéndome al que fuera el primer tren subterráneo del mundo, el Metropolitan Railway de Londres.

Su presentación fue el 10 de enero de 1863, pero para llegar hasta ese punto hubieron de pasar más de 10 años, pues la primera propuesta de un servicio subterráneo de trenes para la ciudad londinense se había hecho en el año 1851 tras inaugurarse la terminal de King’s Cross de la Great Northern Railway.

Sin embargo, esta compañía no se mostró interesada y se encomendó entonces la tarea de elaborar un proyecto a una compañía nueva que aparecía con las ganas y ambiciones propias de cualquier nueva compañía, la North Metropolitan Railway.

Ellos sí se atrevieron con la ardua tarea y se pusieron manos a la obra. Diez años de trabajos difícilesque le llevaron a excavar una línea subterránea que uniera a Farringdon con Paddington, en la terminal del Great Western Railway.

Casi 41.000 pasajeros viajaeron en aquel primer día de viaje del 10 de enero de 1863. Los frecuentes trenes pasaban y recogían pasajeros cada diez minutos, aunque la curiosidad (quizás lo parezca hoy como curioso, porque para aquellos tiempos sería un avance impensable años antes) es que aquellos vagones que iban bajo tierra eran ¡descubiertos! y tirados por locomotoras a vapor.

metropolitan-railway-londres

El éxito de aquel servicio motivó que se fueran abriendo secciones adicionales, de modo que en apenas veinte años la Metropolitan Railway pasó a transportar 40 millones de pasajeros anuales. En el año 1884 incluso se atrevió con una línea circular que rodeaba Londres, mientras que la primera vía profunda se abrió en el año 1890. Hoy, esta línea profunda es una de las que forman parte de la Northern Line.

La idea, en principio descabellada, comenzó a ser copiada por otras grandes capitales del mundo, comenzando por París y Moscú, hasta llegar a hoy día en que todas las grandes ciudades tienen o van a tener un metro subterráneo que facilita el transporte y evita los grandes atascos urbanos.

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Curiosidades, Historia del tren


Deja tu comentario