Accidente de tren en Montparnasse, 1895

Accidente de tren en Montparnasse

Aquel 22 de octubre del año 1895, hace ya 117 años, nada hacía presagiar la catástrofe que estaba a punto de suceder en la estación de tren de Montparnasse, por entonces conocida como Estación del Oeste.

Una locomotora, modelo 120-721, procedente de Granville, y con un convoy de dos vagones de maletas, uno de correos, uno de carga y ocho de viajeros, estaba a punto de hacer su entrada en la estación parisina. A sus mandos estaba un experimentado maquinista que contaba con 19 años de servicios a sus espaldas, por nombre, Pellerin.

Estaba acostumbrado a aquel trayecto, y quizás la confianza, aquel día, obró imprudentemente. Como relataron los rotativos de aquel día, la locomotora entró a excesiva velocidad en la estación, entre 40 y 60 kms./h. Eran las doce menos cinco cuando Pellerin activó los frenos de emergencia. Desgraciadamente, en aquella ocasión no le funcionaron. Mariette, jefe de tren, se dio cuenta de que los frenos, marca Wabco, no funcionaban al cien por cien. La carga que llevaba el convoy era demasiada como para que el escaso funcionamiento de aquella frenada lo hiciera detenerse. La inercia estaba empujando hacia delante a la máquina. Sólo quedaba la solución de abrir las válvulas que activaban el circuito de aire del freno de los vagones y Mariette se aprestó a ello.

Era demasiado tarde. La locomotora se llevó por delante los topes que marcaban el final del recorrido, cruzó diez metros del vestíbulo de la estación, se estrelló contra la pared y la atravesó, abalanzándose hacia la calle en una caida vertical  de nueve metros. La locomotora, en una imagen que pasaría a la historia, quedó incrustada en el suelo de la calle, en un ángulo de 50º con la misma y encallada en su parte trasera contra la estación.

Teniendo en cuenta la gravedad del accidente, demasiadas pocas víctimas se contabilizaron. Solo hubo un muerto: una vendedora callejera a quien cayó encima una enorme piedra de la pared destrozada de la estación, y resultaron heridos de diferente gravedad, Pellerin, el maquinista, Mariette, el jefe de máquinas, un bombero y dos pasajeros.

La imagen dio pie a numerosas fotografías y a congregar durante tres días (la máquina la retiraron el día 25 de octubre) a numerosos curiosos. Una de aquellas fotografías, la que más abajo podéis ver, es la que se conserva en el Museo d’Orsay de París.

Accidente de tren en Montparnasse en 1895

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Fotos de trenes, Historia del tren


Deja tu comentario