El Ferrocarril Rético, Patrimonio de la Humanidad

Ferrocarril Rético

Si hablamos de Suiza o del norte de Italia acudirán a nuestros pensamientos sus paisajes montañosos, las nieves de la región, los pasos de montañas, túneles, cascadas y ríos que lo cruzan.

Hacer un viaje en tren por esta zona es un auténtico placer para los sentidos. Una absoluta atracción que le recomiendo a cualquiera que quiera visitar esta zona. Olvídaos de aviones, de buses o de coches. Cruzar toda la cordillera haciéndolo sentado tranquilamente tras la ventanilla de un tren es una experiencia que se mantendrá viva para siempre en vuestros recuerdos.

No es de extrañar que precisamente un tramo de ferrocarril de esta zona esté considerado como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Se trata de las líneas férreas de Albula-Bernina entre las localidades de Thusis y Tirano, en las cercanías de Saint Moritz, a unos 130 kms. de esta alpina ciudad.

Originariamente el Albulabahn, la línea de ferrocarril de Albula, era a vapor pues se creó en el año 1903. Por su localización, en la alta montaña, ya en su día se convirtió en todo un hito de la ingeniería ferroviaria, pues para su díficil trazado se usaron piedras de las canteras locales, contaba con 67 kms. de trazado y con 42 túneles y 144 viaductos. Posteriormente, en el año 1919, la línea fue electrificada.

En el año 1910 fue la Berninabahn la que se fundó con un trazado de 61 kms., 13 túneles y 52 viaductos siendo uno de los ferrocarriles más altos de Europa, además de uno de los más empinados sin ser tren cremallera pues llega a alcanzar un 7% de desnivel.

Estas dos líneas fueron unidas por la Compañía Ferroviaria Rética, la segunda más importante de Suiza, que cuenta, además de con estas dos líneas, con otras tan conocidas como el Glaciar Express que une a Zermatt con Saint Moritz.

Curiosamente, este Patrimonio lo comparten dos países: Suiza e Italia, dado que el recorrido pasa por ambos países.

Al principio solo se propuso el tramo que lleva de Thusis a Campocologno pero finalmente se decidió incluir también a todo el trayecto que lleva hasta la localidad de Tirano, en la Lombardía. De este modo, quedó incluido en la candidatura la línea Bernina que lleva de Saint Moritz a Tirano.

El hecho de que fueran reconocidos como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 2008 se basó no solo en la importancia y características de ambas líneas, sino también en los paisajes que recorren. Así, el paisajes cultural de Albula y Bernina quedaron también catalogados como patrimonios por los importantes testimonios históricos que en él se conservan de épocas primerizas del cristianismo en Europa, así como por el posterior desarrollo turístico y cultural de una zona de tan difícil acceso.

– MÁS INFORMACIÓN

– OTROS TRENES EN LA ZONA

Foto vía Martin Hawlish

Imprimir

Etiquetas: , , , , , ,

Categorias: Trenes con encanto


Deja tu comentario