La estación de Holesovice, terminal internacional de Praga

Estacion de tren de Holesovice en Praga

Viajar en tren en la República Checa es algo habitual, ya que se trata de un medio de transporte que une la mayoría de los pueblos, ciudades y aldeas que la integran y, sobre todo, funciona francamente bien.

Como el sistema está perfectamente bien interconectado, utilizar este medio es lo más conveniente para confiar en un viaje placentero y bien coordinado: además hay que tener en cuenta que desde los países cercanos –Alemania, Austria, Eslovaquia, Hungría, Polonia, Suiza– también se pueden hacer buenas conexiones.

La mayoría de las ciudades y pueblos tienen su estación, y entre éstas la segunda más importante de todo el país es la Estación Holesovice, ubicada en Praga.

A este lugar llegan trenes, fundamentalmente de los países de Europa del Este, además de otros servicios como el Eurocity desde Berlín, Dresden, Hamburgo o Budapest, o el Pendolino que llega proveniente de Viena o Bratislava. Desde aquí, además, parten otros vehículos que conectan con la región de Moravia.

La Estación Holesovice está ubicada en Partyzanska, y desde ahí se pueden tomar coches con destino al norte y oeste de Europa, haciendo varias combinaciones en el trayecto. Junto a la Hlavní Nádrazí (estación principal) forman un combo fundamental para todos aquellos que deseen realizar un viaje desde aquel destino. Ambas, además, tienen conexión con la línea C del sistema de subterráneos que cubre gran parte del recorrido de la ciudad de Praga.

Hay que tener en cuenta, además, otras comodidades que tiene la estación, como por ejemplo la posibilidad ya mencionada de combinar con la línea C del metro o de tomar un taxi en la puerta. Otro detalle a tener en cuenta son los diversos coches con los que se puede contar en el sistema de trenes: desde el más lento Osobní, que para en todas las estaciones, hasta el Supercity, que son los más veloces y que operan entre las ciudades más grandes, aunque para conseguir pasaje hay que reservar.

El sistema ferroviario de esta estación ofrece varios servicios: internacionales, larga distancia, domésticos, regionales, suburbanos y relacionados, además de múltiples comodidades como vagones con literas, coche comedor, transporte de pasajeros discapacitados, entre otras cuestiones. Todo esto, claro está, de acuerdo al destino que se tenga: Brno, el más cercano, tarda una tres horas, mientras que Varsovia, el viaje más lejano, lleva unas ocho horas y media.

Foto Aktron / Wikimedia Commons

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Estaciones de tren


Deja tu comentario