Clase Club en el Ave: diferencias con la preferente

Estacion Maria Zambrano de Malaga 1

Hoy os escribo desde el Ave Málaga-Madrid, justo cuando salimos ya de la estación María Zambrano de la capital costasoleña.

Por primera vez lo hago en la clase Club, no por un capricho en sí, sino porque se ha dado la curiosa casualidad de que había una oferta justo para esta clase que hacía que el billete fuera más barato que en la clase preferente, cuestión que por cierto nadie me ha sabido explicar en Renfe.

Supongo que será por temas promocionales y fomentar una clase que parecería en principio dirigida a la gente de negocios.

Suelo viajar en clase preferente aunque me cueste un poco más por una razón bien sencilla: siempre viajo solo, por negocios, y esta clase me permite elegir el asiento individual ya que tanto la clase Club como la Preferente cuentan con filas de dos asientos, para parejas, y de uno, para quien como yo viaja de forma individual.

Por otro lado, la mayor anchura entre asientos respecto de la clase turista me permite escribir con comodidad y sobre todo intimidad en directo desde el tren.

Una de la diferencia entre la clase Club y la Preferente es que en la primera los asientos son de cuero, aunque la anchura de los mismos parece la misma.

Ambos son muy cómodos y cuentan con apoyabrazos, reposa cabezas y reposapiés. Además, en esta clase tienen enchufe para móviles o portátil, evidentemente otro distintivo de que esta clase está pensada para negocios.

Precisamente otra característica de esta clase es que cuenta con una sala con seis asientos colocados en situación circular claramente para reuniones de negocio.

Por lo demás no parece existir más diferencias que justifiquen la diferencia de precio entre ambas clases: ambas incluyen en el precio:

– el servicio de restauración; es decir, desayuno, almuerzo o cena, según el horario escogido, aunque en el caso de la club permiten elegir entre dos menús.
– En ambas ofrecen la prensa del día y una bebida de bienvenida.
– las dos dan derecho a acceder a la sala vip existentes en muchas de las estaciones de tren.
– en ambas clases te programan una película de cine que puedes ver durante el trayecto
– los vagones de la clase club son los más exclusivos, pues cuentan con menos asientos por vagón, lo que en teoría, ofrece un mayor silencio.

Como podéis ver no son demasiadas las diferencias que justifiquen el habitualmente alto precio que tiene la clase club sobre la preferente (por ejemplo, para este trayecto, un Málaga-Madrid, la diferencia de precio entre la clase Preferente y la Club suele rondar los 25 euros).

Siendo así, no parece sino una clase destinada más al capricho de quien no le importa pagar un poco más que a quien prefiere reservar esos 25 euros para gastárselo en otra parte del viaje.

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Viajes en tren



Comentarios (2)

  1. Manu dice:

    XD pues yo hoy voy comprobarla me ha venido bien tu blog para ver la diferencia y la verdad que me decanto por la preferente para viajar a madrid como hoy.

  2. De la ciudad de Alicante dice:

    Además también hay que tener en cuenta que los menús que sirven tanto en la clase club como la clase preferente van incluidos en el precio del billete, con lo cual podría hasta salirle a un viajero más barato pagar algo más en su billete comprado en la estación para comer bien dentro del AVE que ir en turista+ y luego irse a un restaurante aparte a comer. En todo caso la ventaja podría ser ahorrar más pagando más en el billete y salir del tren comido sin necesidad de pasarse por un restaurante a comer aparte. Compra inteligente de los ricos, que pueden ser las compras que más ponen en práctica la gente con alto poder adquisitivo, que puede que viajen por ello en clase club para así no tener la necesidad de gastar más dándose el batallón por buscar para comer un restaurante aparte.

Deja tu comentario