Treneando de La Rochelle a Mont Saint Michel

estacion-de-pontorsonEstación de Pontorson

Ha llegado el gran día en este viaje. Mont Saint Michel nos espera, nuestro gran objetivo, nuestro sueño para estas vacaciones.

Nos costó organizar la estancia allí por varias razones: en primer lugar porque se trata de un sitio con no demasiados alojamientos (al menos cerca) y en segundo lugar porque en temporada alta Saint Michel está a rebosar de turistas. Esa misma razón nos ha llevado a tener que hilar fino con el transporte pues son varias las opciones que había para ir.

Dado que nuestra intención era hacer todo el viaje en tren hube de buscar una ciudad cercana adonde llegar que además tuviera transporte hasta Mont Saint Michel desde la estación de destino. Saint Michel no tiene estación de tren, y la ciudad más cercana se encuentra a unos 10 kms.

En principio, la más cercana es Pontorson aunque los trenes que llevan allí son de menos calidad (intercities regionales). Otra opción era la de ir a Rennes, la ciudad cercana de mayor importancia adonde sí que llega el TGV. Esta ciudad, además, está perfectamente comunicada mediante un bus directo al Mont Saint Michel. Del mismo modo se puede escoger ir hasta Mont Saint Maló o hasta Dol de Bretagne, ambas, ciudades menores pero también comunicadas de forma directa con el Mont Saint Michel.

Una vez encontrado hotel dentro del mismo Saint Michel (aunque nos vimos obligados a tomar un hotel diferente cada una de las dos noches que íbamos a pasar), estuvo clara la elección: Pontorson, la ciudad más cercana, la cual cuenta con un bus local que cada media hora lleva a los pasajeros desde la estación de tren hasta la misma entrada de Mont Saint Michel.

Fuera la que fuera la opción elegida, curiosamente, ir de La Rochelle al destino escogido conllevaba pasar forzosamente por París, a través de la estación de Montparnasse, un rodeo importante teniendo en cuenta que practicamente Saint Michel se encuentra recto al norte de La Rochelle.

La salida de la histórica y bellísima estación de La Rochelle fue muy temprano, a las 7,44 h. de la mañana. El rodeo que habíamos de dar, vía París, nos obligaba a pasar casi 6 horas de tren, nuestro trayecto de mayor duración.

El primero de los trayectos fue en el TGV con destino a París Montparnasse. adonde llegamos a las 10,45 h. La segunda parte del recorrido nos llevaría desde París hasta Rennes, de nuevo en TGV, saliendo a las 11,12 h. y llegando a destino a las 13,33 h. Finalmente, el último tren, un intercity regional, nos llevó desde Rennes, a las 14,55 h. hasta Pontorson a las 15,48 h. a una pequeñisima estación de tren propia de pueblo.

En la misma puerta, no hay pérdida, nos esperaba el pequeño microbus que nos llevaría poco después a Mont Saint Michel…

bus-saint-michel

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Viajes en tren



Deja tu comentario